La prensa se hace eco de las peticiones de la Plataforma para la Promoción de los Ecocombustibles: certidumbre y apoyo a esta opción energética.

Garamendi (CEOE) pide neutralidad tecnológica con la energía y no cometer los errores del pasado

El presidente de CEOE deja claro que la electrificación es el camino, pero que no se pueden perder de vista las demás alternativas.

garamendi-ceoe-pide-neutralidad

La neutralidad tecnológica es un mantra en muchas partes del tejido energético español. El sector asume que las renovables son parte del presente, y deben convertirse en el motor del futuro. Pero eso no debe ir en detrimento de otras alternativas, sobre todo cuando resultan necesario a nivel económico y de generación de empleo. En este contexto, el presidente de la patronal empresarial española, Antonio Garamendi, pide no volver a cometer los errores del pasado.

En concreto, el máximo responsable de CEOE ha mandado un recado muy concreto para que no se genere la tentación de premiar algunos tipos de tecnologías frente a otras. Lo ha dicho en el marco del foro Ecocombustible: motor de la economía y garantía de suministro.

Se trata de un evento que ha organizado la Plataforma para la Promoción de los Ecocombustibles, que conformar 27 organizaciones relacionadas con el sector del transporte, la industria y, lógicamente, los combustibles.

El problema, como ha dejado entrever Antonio Garamendi, es que puede surgir de nuevo un sesgo a la hora de afrontar los retos sobre descarbonización si no se produce una neutralidad a la hora de conseguir los objetivos.

En este sentido, el presidente de la patronal ha dejado claro, en todo caso, que CEOE está completamente alineado con los objetivos de la Agenda 2030. No obstante, también ha precisado en la presentación del evento, que en los próximos años se debería contar con miembros de la sociedad, puesto que se trata de un problema que afecta a todo el mundo, más allá de la propia industria o las empresas.

Garamendi reclama neutralidad

“No queremos cometer errores del pasado, sobre todo cuando la tecnología no está adecuada para el momento”. Con estas palabras, el presidente de CEOE deja claro que la electrificación es el camino, pero que no se pueden perder de vista las demás alternativas.

No queremos cometer errores del pasado, sobre todo cuando la tecnología no está adecuada para el momento

Además, en clave laboral, Garamendi ha recordado que “la industria que crea riqueza, ésa que genera los trabajos indefinidos que busca la gente. En las regiones donde la industria aporta más del 20% del PIB, los datos de paro son mejores”.

El debate sobre el uso de ecocombustibles, además, se trata de algo muy pertinente en estos momentos donde los precios de los combustibles tradicionales están en máximos históricos, mientras que las alternativas eléctricas todavía no son competitivas a nivel de precios.

Ver noticia

La Plataforma para los Ecocombustibles pide “certidumbre” y lamenta la falta de apoyo del Gobierno

La organización ha advertido de que renunciar a esta opción energética «pone en riesgo» millones de empleos

certidumbre" para los ecocombustibles

La Plataforma para la Promoción de los Ecocombustibles ha pedido “certidumbre y apoyo” para los ecocombustibles -combustibles líquidos bajos o neutros en carbono- y ha lamentado que el Gobierno no apoye una solución energética “imprescindible” para descarbonizar muchos sectores y proteger millones de empleos.

En la jornada ‘Ecocombustibles: motor de la economía y garantía de suministro’, representantes de la Asociación de Transporte Internacional por Carretera (Astic), la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), la patronal de concesionarios Faconauto o FuelsEurope, entre otros, han advertido de que prescindir de los ecocombustibles es contraproducente para reducir las emisiones.

El papel de los ecocombustibles en la transición

Asimismo, ha advertido de que renunciar a esta opción energética “pone en riesgo” millones de empleos, amplios sectores de la economía, así como el equilibrio social y territorial del país, informó la Plataforma.

Las 27 asociaciones, que representan casi seis millones de empleos, han firmado un manifiesto para reiterar al Gobierno su voluntad de diálogo para una transición justa e inclusiva y demandan certidumbre y apoyo a los ecocombustibles.

El presidente de FuelsEurope, Luis Cabra, ha considerado que, a pesar de la votación en el Parlamento Europeo sobre la prohibición, a partir de 2035, de la venta de vehículos de motor de combustión, esto no supone que se vaya a escribir la historia, sino que se “se escribirá un capítulo de ella”, ya que la postura del Parlamento deberá ser valorada en menos de un mes por el Consejo Europeo.

Cabra ha lamentado la inacción de las administraciones y ha señalado la necesidad de que se “oiga” más al sector “para poner en valor los ecocombustibles”, no como opción única, sino de aplicación inmediata y de forma complementaria a la electrificación del parque móvil.

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, presidente de CEOE, ha destacado la labor de la Plataforma y ha subrayado que la patronal defiende la neutralidad tecnológica y, con ello, la posibilidad de que las distintas soluciones tecnológicas, como los ecocombustibles, con capacidad de reducción de emisiones, tengan un papel en la transición energética, llamando a no cometer “errores del pasado”.

Mientras, Faconauto ha recalcado que la incertidumbre del marco legal se traslada a la desorientación de los ciudadanos, que no saben qué vehículo pueden adquirir, mientras España tiene uno de los parques móviles más envejecidos de Europa.

Por este motivo, ha señalado que no apostar por los ecocombustibles es resignarse a que aumenten las emisiones, al no aprovechar una solución energética capaz de reducirlas de forma inmediata y que es compatible con el parque y las infraestructuras de distribución y repostaje actuales.

Ver noticia

Reyes Maroto hace lobby en Arabia Saudí mientras el sector del transporte pide ayuda

El Gobierno centra muchos esfuerzos en el turismo, mientras que la industria se siente al margen

Reyes Maroto

El ejecutivo español tiene clara sus prioridades con respecto a la Agenda 2030 y el desarrollo sostenible, salvo cuando se trata de generar números de manera cuantitativa para venderlos ante la opinión pública. Y eso lo provoca el turismo. Mucho más que la industria, aunque el tipo de empleo final es muy distinto. Algo que la ministra del ramo, Reyes Maroto, parece obviar mientras el sector del transporte español pide medidas concretas para avanzar en esas imposiciones ‘verdes’.

Así se ha escenificado este miércoles en el foro ‘Ecocombustibles: motor de la economía y garantía de suminstro‘. Un evento organizado por la Plataforma para la Promoción de los Ecocombustibles y que, precisamente, ha tenido como grandes ausentes a representantes de la administración pública.

En concreto, a través del plasma ha enviado un mensaje el secretario general de Industria, Raül Blanco, al que se le criticó durante la sesión que «daba muchas cosas por hecho, pero la realidad es que no está aquí escuchando».

El más duro con respecto a la falta de apoyo del Ministerio de Industria fue el vicepresidente ejecutivo de Astic, Ramón Valdivia, que se quejó amargamente de que no hubiera nadie de la administración. «Solo hablamos entre empresarios«, aseguraba. «El mensaje que nos han mandado con un video es muy claro: parece que tienen decidido por dónde van a ir. Y una cosa es que nos digan en un video las palabras que queremos escuchar y otra cosa distinta es lo que pasa».

El foro de debate, centrado en la necesidad de plantear alternativas a la electrificación como solución a todo -que es lo que plantea el Gobierno-, dejó como gran conclusión que «existe una gran inseguridad porque la tecnología no está adecuada y no vamos a tener capacidad de cumplir con los objetivos que se nos está marcando».

La ministra, en Arabia

Sin nadie de forma presencial por parte del Gobierno, en un evento con las principales organizaciones del transporte, así como el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, en esta ocasión el motivo para que la titular de Industria no estuviera es un viaje a Arabia Saudí.

En concreto, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha inaugurado este pasado domingo el ‘Saudi-Spanish Investment Forum en Riad’ (Arabia Saudí) para potenciar la presencia de las empresas españolas en los ‘giga-proyectos’ de infraestructuras que el país está proyectando orientados al turismo, al entretenimiento y a procesos productivos de mayor valor añadido.

En su intervención, Reyes Maroto destacó que España «es el líder mundial en el sector de infraestructuras turísticas y queremos ser el socio estratégico de Arabia Saudí en turismo para ayudar a alcanzar los objetivos previstos en el programa Visión 2030.

La ministra ha encabezando una delegación compuesta por 44 empresas españolas, entre las que se encuentran Acciona; Amadeus It Group; FCC; Grupo Piñero; Grupo Starlite; Hesperia; Idom Consulting, Engineering; Architecture; Ineco; Renfe; Segittur; Siemens España o Urbaser Gestión Medioambiental.

Preocupación por la neutralidad tecnológica

Sin nadie a quien atender a las preocupaciones de las empresas, los ponentes del foro han denunciado que algunas de las decisiones que se están valorando desde la Unión Europea y el Gobierno español en el ámbito de la transición energética, ponen en serio riesgo millones de empleos, amplios sectores de la economía y el equilibrio social y territorial del país, entre otras razones, por la falta de atención a las necesidades y oportunidades en zonas despobladas.

Ante la inacción de las administraciones, el presidente de Fuels Europe, Luis Cabra, ha sostenido que «se nos tiene que oír más para poner en valor los ecocombustibles», no como opción única, sino de aplicación inmediata y de forma complementaria a la electrificación del parque móvil.

La principal exigencia es que no se cometan los errores del pasado

La jornada ha servido para exponer las más variadas razones en favor de los ecocombustibles, combustibles líquidos bajos o neutros en carbono, que son una solución para la reducción inmediata de emisiones en los vehículos de combustión actuales y en otros modos de transporte que demandan mayor densidad energética, como el sector aeronáutico y marítimo.

Antonio Garamendi, presidente de CEOE, ha alabado la labor de la Plataforma porque «lo fácil es mostrar inconvenientes, lo difícil es aportar soluciones». Ha confirmado que la CEOE defiende la neutralidad tecnológica y, con ello, la posibilidad de que las distintas soluciones tecnológicas, como los ecocombustibles, con capacidad de reducción de emisiones, tengan un papel en la transición energética. Garamendi ha concluido que no deben cometerse «errores del pasado» y los objetivos deben perseguirse «de forma adecuada y real», haciendo referencia a que hay tecnologías que aún no están maduras y a que se debe considerar la «tercera pata de la sostenibilidad: que es la económica».

En esta línea, el presidente de CEOE ha subrayado el importante papel de la industria en la creación de riqueza, ya que en los territorios industriales la tasa de paro es menor.

Ver noticia

Tirón de orejas a Ribera y Sánchez de la CEOE y la Plataforma de ecocombustibles: piden “un marco estable” y apoyo porque son imprescindibles para descarbonizar

La Plataforma se compone de 27 asociaciones y representa a más de 345.000 empresas y 5,7 millones de empleos. Un socio dice: “Seamos serios, estamos en plena crisis y pedimos una visión realista”, “hay que empezar por la sostenibilidad económica”.

sanchez-ribera-y-plataforma-ecocombustibles

Este miércoles, la vicepresidenta ecológica, Teresa Ribera, en particular y el Gobierno Sánchez en general, han recibido un buen tirón de orejas de parte de la CEOE y de la Plataforma para la Promoción de los Ecocombustibles. Y es que les han pedido “un marco estable”, certidumbre y apoyo porque los ecocombustibles son imprescindibles para descarbonizar muchos sectores, ya que electrificar no es la única solución.

En línea con lo que el presidente y CEO de Iberdrola, Ignacio S. Galán, se atrevió a señalar en el Foro de Davos, provocando una ruptura total con el Gobierno, el secretario general de la CEOE, José Alberto González-Ruiz, ha referido la “urgencia de contar con un marco estable porque cuanto más se retrase la transición, más se retrasará la reducción de emisiones y alcanzar la neutralidad climática”.

Asimismo, ha destacado que “el sector del automóvil enfrente una situación difícil por la escasez de chips y la confusión e incertidumbre de cual elegir”, por lo que muchos usuarios optan por mantener su coche o adquirir uno de segunda mano.

El secretario General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, Raül Blanco, defiende la neutralidad tecnológica: “serán necesarias todas las tecnologías para alcanzar la neutralidad climática en 2050”, porque debemos “reducir emisiones teniendo en cuenta la industria y el mantenimiento del empleo

González-Ruiz ha ido más allá que su jefe, el presidente de la patronal empresarial, Antonio Garamendi, que, sorprendentemente, sí se ha atrevido a señalar que con las metas a 2030 y 2050 “se nos han olvidado los objetivos 20-20-20”, que entre otros aspectos, incluían que en 2020 el 20% del PIB viniera de la industria. Al hilo de la industria, de la que muchas veces Ribera se olvida, pues sólo le importa electrificar y las energías renovables (sobre todo fotovoltaica y eólica), el secretario General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, Raül Blanco, ha señalado que “desde el Ministerio (el de Industria, Comercio y Turismo, el cual dirige Reyes Maroto) siempre hemos defendido la neutralidad tecnológica”, pues “serán necesarias todas las tecnologías para alcanzar la neutralidad climática en 2050”, porque debemos “reducir emisiones teniendo en cuenta la industria y el mantenimiento del empleo”; en línea con lo que se defiende desde Repsol, por ejemplo, entre otras muchas compañías.

Uno de los socios de la citada Plataforma, Francisco Aranda, presidente de UNO -la Organización Empresarial de Logística y Transporte- ha señalado que “no nos gusta la economía intervenida, dirigida, que diga qué energías utilizar, nos gusta la competencia”. “Seamos serios porque estamos en plena crisis y pedimos visión realista”, ha continuado, refiriendo que “cada vez que oigo hablar de medio ambiente me agarro la cartera”, en alusión a los impuestos y los costes que conlleva. Por ello, ha subrayado que “hay que empezar por la sostenibilidad económica, porque sino no hay sostenibilidad social ni sostenibilidad ambiental”.

Cada vez que oigo hablar de medio ambiente me agarro la cartera”, refiere Aranda, en alusión a los impuestos y los costes que conlleva. Por ello, subraya que “hay que empezar por la sostenibilidad económica, porque sino no hay sostenibilidad social ni sostenibilidad ambiental

Luis Cabra, presidente de FuelsEurope, ha apostado por la “complementariedad de soluciones” (electrificar más motores de combustión interna más ecocombustibles). Considera que “el coche eléctrico tardará en reducir emisiones porque tardará en sustituir todo el parque, mientras que los ecocombustibles pueden facilitar el camino a la electrificación”, además tiene en cuenta el elevado número de vehículos que duermen en la calle, donde sería difícil que tuviera un punto de recarga cada uno, y que “la infraestructura de recarga no está preparada”. Por su parte, Alejandro Ripoll, presidente de la Agrupación Española de Vendedores al por Menor de Carburantes y Combustibles (Aevecar), ha referido que hoy “parece una utopía que un ciudadano de clase media compre un coche eléctrico, pero con los ecocombustibles se ayudaría a descarbonizar la flota, ayudando a familias y empresas”, además, “las estaciones de servicio ya están preparadas” para estos combustibles que reducen las emisiones.

Juan Antonio Carrillo de Albornoz, presidente de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), ha destacado que el sector petrolero español es “puntero en desarrollo industrial, creación de empleo de calidad y en generar riqueza en los entornos industriales”. Asimismo, ha apuntado que los ecocombustibles refuerzan “la independencia económica al usar materias primas de origen nacional”, los cuales pueden provenir de residuos agrícolas, “introduciendo así la agricultura en su cadena de valor y logrando dinamización de la España rural”, o bien pueden proceder de otro tipo de residuos. Mientras que Salvador Guillén, director de la Asociación de Terminales Líquidos (Atliq), ha preferido poner el acento en que “el desarrollo de ecocombustibles es importante no sólo para la independencia energética sino también para la seguridad de suministro”, dos temas que han cobrado gran relevancia desde la invasión rusa de Ucrania y el inicio de la guerra en este país.

El coche eléctrico tardará en reducir emisiones porque tardará en sustituir todo el parque, mientras los ecocombustibles pueden facilitar el camino a la electrificación”, además refuerzan la independencia económica y la seguridad de suministro

Y todo esto en un día en que, tras el cuarto aniversario de la llegada del Sanchismo a La Moncloa, se siguen sumando muestras de su desastre económico (la OCDE rebaja las previsiones para España, cuyo PIB crece menos que el de la UE y la eurozona) y del pitorreo que está suponiendo su ‘generosa’ política de subvenciones. ¡Ole!

Ver noticia