Saltar al contenido
test homologación wltp

¿Es posible cumplir los objetivos climáticos de 2030 con coches diésel?

La Fundación Corell plantea que si se renovasen los 34 millones de vehículos que circulan por España por coches Euro 6 nuevos, se cumplirían.

«Si todo el parque de vehículos español cumpliera hoy con la norma Euro 6 de emisiones de la Unión Europea, la movilidad ya alcanzaría los objetivos de descarbonización para 2030», lo dice el Think Tank de Movilidad de la Fundación Corell que incide en uno de los principales problemas del parque móvil español: Supera, según los últimos datos de la patronal Anfac, los 13 años de antigüedad cuando la media de la Unión Europea está por debajo de los 9 años.

No se reniega por parte de la Fundación Corell del proceso de electrificación del parque. Sin embargo, con una industria en plena crisis de los semiconductores sería necesario establecer un marco regulatorio más estable para que resultase seguro amortizar sus inversiones a las multinacionales.

REDUCCIÓN DE EMISIONES

La Ley de Cambio de Climático plantea una reducción de, al menos, un 23% menos de emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con 1990. y alcanzar una penetración de energías de origen renovable en el consumo de energía final de, como mínimo, un 42%.

Ahora bien, el planteamiento de la Ley arguye la prohibición de venta de vehículos que emitan gases nocivos a la atmósfera a partir del 1 de enero de 2040. Sin embargo, la Unión Europea, y España está entre los países que está de acuerdo, pretende acortar los plazos para dicha prohibición hasta el 1 de enero de 2035.

Dicho lo cual hasta 2030, si se vendieran vehículos diésel, gasolina, híbridos convencionales o híbridos enchufables solamente, se cumplirían los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero del Gobierno. Según la patronal de fabricantes de vehículos en España, Anfac, «un coche que cumpla la normativa Euro 6D TEMP, sea diésel o gasolina, emite un 92% menos de partículas que uno de más de 10 años».

Esto ocurre gracias a la incorporación de los sistemas catalíticos de mitigación de gases. De hecho, los coches de combustión llevan un depósito más pequeño para añadir urea, el famoso AdBlue que escaseó hace unas semanas por el fallo global en la cadena de suministro.

Si bien es cierto que el Grupo Volkswagen a través de Seat va a invertir 5.000 millones para fabricar en Martorell y en Landaben los eléctricos pequeños de las marcas Cupra, VW y Skoda, hasta 2026, fecha en la que estos tres modelos estarían a pleno rendimiento, los vehículos de combustión seguirían siendo los mayoritarios en esas factorías y en el resto de las que Stellantis, Ford, Renault o Mercedes-Benz tienen en España.

El problema es eliminar de la circulación los coches viejos. Y demostrada la ineficacia de los planes Moves para achatarrar los vehículos viejos más contaminantes, el sector del automóvil pide un verdadero plan de retirada de vehículos de más de 10 años de la carretera; con incentivos atractivos o con medidas fiscales que penalicen de forma contundente su uso.

El Plan Renove del Ministerio de Industria no caló entre la gente porque daba 400 euros por achatarrar un coche; dinero que al año siguiente había que declarar. Vender ese coche viejo resulta hoy más rentable que los poco más de 300 euros limpios de ayudas que quedan.

EL ELÉCTRICO ES CARO

Desde el sector se explica que el vehículo eléctrico es caro todavía, incluso en la fórmula de renting y que sólo penetra en las grandes ciudades. De hecho, hasta ayer, se habían vendido en España en lo que va de año en números redondos 20.000 turismos y SUV a pilas, un 47% más que en el mismo período de 2020; pero una cifra que sólo supone el 2,6% del mercado total, según datos de AutoInfor.

El incremento de operaciones de renting y leasing puede favorecer tanto la compra del eléctrico como la renovación del parque móvil incluso por vehículos diésel Euro 6D Temp que rebajarían las emisiones totales del parque móvil.

No se trata de incentivar la adquisición de coches diésel sino eliminar las chimeneas ambulantes que se ven en las carreteras españolas. Y con el achatarramiento, se evitaría el aumento de ventas de coches de segunda mano de más de 10 años entre particulares.

Ver noticia