La industria del petróleo y el gas se compromete a controlar y reducir las emisiones de metano

Los principales actores de la industria del petróleo y el gas han acordado este lunes informar las emisiones de metano con una nueva y mucho mayor nivel de transparencia, con un nuevo marco para controlar y reducir las emisiones de metano que constituye una medida que ayudará a abordar uno de los mayores y más solucionables contribuyentes a la crisis climática.

«Para ganar la carrera hacia cero emisiones netas, necesitamos a todos en el mismo barco. Necesitamos una acción ambiciosa de la industria del petróleo y el gas. El PNUMA está comprometido a apoyar los esfuerzos que reducen las emisiones de metano, y reconocemos el liderazgo de las empresas que se han sumado a tal ambicioso marco de presentación de informes de metano –ha declarado Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)–. Esperamos ver acciones que conviertan los compromisos en una reducción real de las emisiones».

El metano liberado directamente a la atmósfera es un gas de efecto invernadero muy potente, con más de 80 veces el poder de calentamiento del dióxido de carbono durante un período de 20 años. Las acciones para reducir las emisiones de metano pueden producir una reducción a corto plazo en la tasa de calentamiento, complementando los esfuerzos para descarbonizar los sistemas de transporte y energía del mundo y, al mismo tiempo, brindar beneficios en la calidad del aire.

Kadri Simson, comisaria de Energía de la UE, ha señalado: «Estoy muy feliz de ver que la industria energética toma medidas inmediatas sobre las emisiones de metano. Un claro compromiso para medir y controlar las emisiones es un primer paso importante para reducirlas significativamente y estoy orgullosa de lo que hemos logrado juntos».

A su juicio, esta firma «es el primer resultado de la reciente estrategia sobre el metano de la Comisión. Hay muchos más pasos que dar para reducir las emisiones a lo largo de toda la cadena de valor y espero trabajar estrechamente con todos los socios -europeos e internacionales- para alcanzar este objetivo», adelanta.

La Asociación de Petróleo y Gas y Metano (OGMP, por sus siglas en inglés) es una iniciativa de la Coalición por el Clima y el Aire Limpio liderada por el PNUMA, la Comisión Europea y el Fondo de Defensa Ambiental (EDF).

Ya se han unido a la asociación 62 empresas, con activos en los cinco continentes que representan el 30 por ciento de la producción mundial de petróleo y gas, entre ellas las españolas Bahía de Bizkaia Gas, Enagás, Europe Maghreb Pipeline Limited,Naturgy Group, Planta de Regasificación de Sagunto (Saggas)y Repsol. OGMP2.0 es el nuevo marco de referencia estándar que mejorará la precisión y transparencia de los informes de las emisiones antropogénicas de metano en el sector del petróleo y el gas.

«Gracias a las 62 empresas por comprometerse a medir, informar y reducir la contaminación de sus operaciones principales y empresas conjuntas. Esta será la base para estándares sólidos en Europa, y más allá, que garanticen que la industria petrolera tome las acciones prácticas necesarias con urgencia para nuestro clima», señala Fred Krupp, presidente del Fondo de Defensa Ambiental.

En el centro del esfuerzo se encuentra un marco integral de informes de metano basado en mediciones que facilitará que los funcionarios, los inversores y el público realicen un seguimiento preciso y comparen el desempeño de las empresas de formas que hasta ahora no han sido posibles.

Como se estipula en la estrategia de metano de la UE, la Comisión Europea tiene previsto elaborar una propuesta legislativa sobre la medición obligatoria, la notificación y la verificación de todas las emisiones de metano relacionadas con la energía, basándose en el marco OGMP 2.0.

Fundamentalmente, el OGMP 2.0 incluye no solo las operaciones propias de una empresa, sino también las muchas empresas conjuntas responsables de una parte sustancial de su producción. Este marco OGMP 2.0 se aplica a toda la cadena de valor de petróleo y gas, no solo a la producción ascendente, sino también al transporte intermedio y al procesamiento y refinación descendentes, áreas con un potencial sustancial de emisiones que a menudo se dejan fuera de los informes en la actualidad.

El objetivo es permitir que la industria del petróleo y el gas logre reducciones profundas en las emisiones de metano durante la próxima década de una manera que sea transparente para la sociedad civil y los gobiernos.

Para apoyar la realización de los objetivos climáticos globales, OGMP 2.0 tiene como objetivo lograr una reducción del 45 por ciento en las emisiones de metano de la industria para 2025, y una reducción del 60-75 por ciento para 2030.

«Reducir las emisiones de metano es un esfuerzo crucial en la vía de descarbonización de la industria. Como factor en el que podemos tener un impacto positivo inmediato y concreto, OGMP 2.0 ofrece un plan internacionalmente reconocido a las empresas de nuestra industria que deseen realizar mejoras en sus reducciones de emisiones en todas las fases de la cadena de valor», señala Claudio Descalzi, director ejecutivo de ENI.

Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), aproximadamente tres cuartas partes de las emisiones de metano podrían reducirse con la tecnología que existe en la actualidad, y cerca de la mitad a un costo neto cero. La reducción de las emisiones de metano del sector energético en un 90% reduciría dos décimas de grado Celsius del aumento previsto de la temperatura promedio del planeta para 2050.

La reducción de las emisiones de metano fósil en un 75 por ciento puede evitar hasta 6 gigatoneladas de emisiones equivalentes de dióxido de carbono al año, casi el diez por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero del planeta en 2019, incluido el cambio de uso de la tierra.

El PNUMA y la Comisión Europea también están ultimando planes para establecer un Observatorio Internacional de Emisiones de Metano (IMEO, por sus siglas en inglés) independiente, que agregará y analizará múltiples flujos de datos de emisiones de metano, incluidos los datos reportados por las empresas miembros de OGMP, para acelerar las reducciones en las emisiones de metano a nivel mundial. Al ayudar a la industria y los gobiernos a nivel mundial a abordar la incertidumbre relacionada con las emisiones reportadas, el Observatorio mejorará la consistencia y credibilidad de los datos de emisiones de metano y acelerará las acciones de mitigación.

 

Ver noticia